Introducción a la investigación operativa

¿QUÉ ES LA INVESTIGACIÓN OPERATIVA?

La Enciclopedia Británica [Tomo 8, pp. 964] define la investigación operativa como “la aplicación de métodos científicos a la administración y gestión de organizaciones militares, gubernamentales, comerciales e industriales”. Gass [1983] resume el concepto de investigación operativa como la ciencia de la toma de decisiones.

Una de las disciplinas principales de la I.O. es la programación matemática. El problema

básico que se trata aquí es el de encontrar el mejor valor de alguna medida de desempeño (función objetivo), siempre que las variables de decisión involucradas cumplan adicionalmente ciertas condiciones o restricciones, para asignar eficientemente recursos escasos.

Para enfrentar un I.O.  primero se define el problema corresponde a identificar el ámbito del sistema en estudio, establecer el (los) objetivo(s) del mismo e identificar las alternativas de decisión del sistema considerando los objetivos de la organización. Las consideraciones a tener en cuenta son la dimensión espacial (limites y el medio o marco de referencia), la dimensión temporal del sistema u horizonte (tiempo o periodos para el cual se hará el diseño), Nivel de las decisiones (así como estrategias y cuales se comprometen con otras), separabilidad de decisiones, grado de precisión numérica, tiempo y recursos humanos disponibles y tecnologías disponible.

Luego se define la construcción del modelo que la representación idealizada de una situación y objeto, utilizando modelos matemáticos usando elementos de estos como variables, restricciones y medidas de efectividad. Las variables pueden ser endógenas, exógenas o de estado. Y resolver un modelo implica determinar el valor de estas.

Otro tipo de modelos que se puede construir son los de juegos que utiliza la consideración de que varios componentes que toman decisiones es tan interrelacionados.

Otro enfoque diferente para abordar sistemas complejos es la simulación, en este modelo las relaciones entre decisiones no requieren ser expresadas implícitamente como funciones matemáticas.

Finalmente, en menos abstractos es el prototipo, que opera directamente con un enfoque en el sistema real, evaluando e interpretando resultados.  La selección del modelo dependerá de cada situación dada. Posteriormente esta la resolución del modelo, y determinar la solución de un modelo, y determinar los valores que cumplan las consideraciones. Las soluciones pueden obtenerse mediante solución analítica (por parámetros) o solución numérica (por procedimiento).

A continuación, se debe validar el modelo para predecir el desempeño ante diversas alternativas y si es razonable, y posteriormente verificarlo.

Para implementar y encontrar el modelo, se debe transformar a herramienta de apoto estableciendo que aseguran la disponibilidad de datos, resolver el modelo y establecer soluciones y transformar las soluciones propuestas cuando los cambios sean significativos.

Fuente: Optimización y Modelos para la Gestión – Samuel Varas G.

Deja un comentario